La nómina de un trabajador por cuenta ajena

La confección de las nóminas es uno de los trabajos que lleva a cabo la gestoría de empresas Mallorca. Hay dos conceptos básicos que debe incluir la nómina de un trabajador por cuenta ajena. Por un lado, el salario bruto, que corresponde a la cuantía total de la nómina antes de practicar las retenciones del RPF. Y, por el otro, el salario neto, el dinero que finalmente se le paga al trabajador, es decir, el dinero real que percibe.

¿Cuál es la información que debe incluir?

El artículo 26 del Estatuto de los Trabajadores recoge que el salario bruto debe estar constituido por las siguientes retribuciones:
  • Percepciones salariales: salario base, horas extraordinarias, salarios en especie, pagas extraordinarias prorrateadas, etc.; estas percepciones cotizan a la Seguridad Social y están determinadas por el convenio colectivo de cada actividad.
  • Percepciones extrasalariales o no salariales: cantidades que no cotizan a la Seguridad Social y que son recibidas por prestaciones o indemnizaciones a la Seguridad Social, indemnizaciones por gastos relacionados con la actividad, indemnizaciones por traslados, despidos y suspensiones, etc.
Al restar la suma de las cotizaciones de la Seguridad Social y las retenciones del IRPF, se obtiene el salario neto.

La cotización a la Seguridad Social la asume el empresario y, en menor medida, el trabajador. La gestoría de empresas Mallorca alude que para calcular las cotizaciones a la Seguridad Social se tienen en cuenta el salario bruto anual, el tipo de contrato de trabajo, el tipo de jornada, la edad del trabajador y el número de pagas.