Tributos e impuestos ¿qué los diferencia?

Son muchos los años que hemos visto en nuestra gestoría de empresas Mallorca como nuestros clientes utilizan las palabras impuesto y tributo para referirse a lo mismo. Aunque en ocasiones si es válido (más adelante veremos el motivo), en este artículo vamos a explicarte las diferencias para que utilices estos términos con propiedad.

Tributos vs impuestos

Los tributos son las obligaciones de pago que tenemos los contribuyentes con el Estado y entre esas obligaciones están los impuestos. Es decir, los tributos engloban a los impuestos o un impuesto es un tipo de tributo.

Esto quiere decir que aquellos que utilizan la palabra tributo para referirse a los impuestos, no la están utilizando mal, sino de manera imprecisa, ya que están utilizando una palabra más global.

Tipos de tributos

Según establece la Ley General Tributaria, podemos categorizar los tributos en tres tipos: impuestos, tasas y contribuciones especiales.

  • Impuestos: Son los ingresos que se hacen al Estado en función de nuestra renta, del consumo y del patrimonio, sin recibir contraprestación de algún tipo. Dentro de los impuestos se pueden diferenciar también tres categorías, los impuestos reales y personales, los impuestos subjetivos y los objetivos y, por último, los impuestos directos e indirectos.
  • Tasas: Una tasa es una obligación tributaria generada por una actividad realizada por el Estado.
  • Contribuciones especiales: Son aquellos tributos en los que la obligación viene de la obtención de beneficios que derivan de las inversiones del Estado en obras públicas, salud, prestaciones u otras actividades.